" Memoria de ciego” (o te arrancaré los ojos)

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Javier Agüero Águila

Resumen

El nombre de esta columna tributa a un libro de Jacques Derrida titulado Memorias de ciego. El autorretrato y otras ruinas (Mémoires d’aveugle. L’autoportrait et autres ruines) de 1990. En este texto y a modo muy general, Derrida se preguntará por la ceguera como la posibilidad para otra visión, como la apertura hacia aquello que los “videntes” no pueden ver y para lo que están, consecuentemente, ciegos. Con esta clave Derrida nos invita, primero, a desactivar la dupla cegueravidencia que organizaría de alguna u otra forma el pensamiento dualista del logos, haciéndonos parte, como siempre, de una zona bizarra donde lo que emergerá es la responsabilidad frente a la venida del acontecimiento, de lo incalculable y de lo imprevisible. En segundo lugar, podríamos decir entonces que lo invisible nos conduce a lo visible. El ciego, o “el que queda ciego”, sigue viendo, no del modo en que lo entendemos occidentalmente y desde la tradición dialéctica, sino que ve de otra manera, en otro registro y desde otro lugar: “hay ojos que ya no ven, y ojos que nunca vieron. ¿Olvidará usted también a los vivientes sin ojos? No por eso viven siempre sin luz” (J. Derrida, 2000).



##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos
Cómo citar
Agüero Águila, J. (2020). " Memoria de ciego” (o te arrancaré los ojos). Cuadernos De Sociología, (7), 66-67. Recuperado a partir de http://cusoc.ucm.cl/article/view/700